Halloween...

La semana pasada como todos los 31 de octubre se celebró el Halloween. Por cosas del destino tuve que hacer una vuelta en el centro de la ciudad a las 6 de la tarde. La ciudad estaba a reventar, muchas de las calles principales estaban cerradas llenas de niños, adultos y viejos disfrazados. Estas son algunas de mis impresiones:
  • Lo más tierno: un bebé disfrazado de perrito.
  • Lo más curioso: una familia completa con el traje típico español.
  • Lo más bonito: una niña con el traje de Stephanie (Lazytown)
  • Lo más raro: los vaisnavas (hare krishna) salieron a celebrar a la plaza principal.
  • Lo más triste: dos niños de 11 años aprox. disfrazados de travestis.
Pero más allá de las impresiones a primera vista surgió mente un interrogante: ¿qué explicacion psicológica tiene el placer que genera en las personas el hecho de disfrazarse?.

¿Será el poder tener la libertad de sacar a flote muchas cosas que se han reprimido, bajo la excusa de tener una máscara?
¿Será la posibilidad de tener un "cuartico de hora" para atraer las miradas y la admiración de muchas personas?
¿O, qué será....?

Ah, por cierto, núnca me he disfrazado :-(

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues estaba "desocupado" y pasé a revisar la última publicación, y lo mas curioso es que me dejo la sensación de uno de esos top 5 de las presentadoras de farandula de los noticieros, adelante, tienes madera!!!!
Un abrazote.
Alejo

Diana Lorena Rojas Montoya dijo...

jmmmm...
me acordé de mi uno de mis disfraces
1) bailarina
2) astronauta
3) chica punk o "corrida" (el infaltable en el cole')

snif, creo q no me disfracé más...

= tengo un poco de mala memoria para eso, es probable q quizá no lo recuerde...

DarkChronos dijo...

nunca? ni de niña te disfrazaste?

Angelica Cruz dijo...

Bueno, un día me puse un traje típico colombiano, pero ese no cuenta...

:-(